Chile: +56 962291197 - Australia: +61 451397050 patricia@delamusa.cl

La forma de caminar, actitudes, gustos, costumbres entre otras, reflejan la identidad y caracterizan al ser humano dentro de cada grupo familiar, social, en cada comunidad y país. La inauguración de la sala de arte Nuestros Pueblos Originarios, viene a sumar esta identidad de los pueblos indígenas chilenos, donde se exhibe la valiosa colección donada por el investigador, académico y musicólogo Gastón Soublette,  quien pone a disposición de la ciudadanía  por medio de la casa de estudios Universidad Católica. Esta muestra manifiesta como ella se ha construido ancestralmente,  desde antes del periodo Precolombino.

Cada día se evidencia que tenemos un sello que nos identifica, desde que sale el sol hasta donde se pone, que estemos donde estemos en esta larga faja de tierra, se puede identificar el lugar que es, ya sea por su paisaje, clima, cerámicas, tejidos, comidas, su fauna, flora, vegetación, desierto florido, mar cordillera, campos, nieve, playas, los helados paisajes de la Antártica, volcanes la lista es larga, todos ellos le dan una forma única e inconfundible, cada rincón del país habla de su propia cultura, esa que se ha construido en comunidad a lo largo de la vida  y que se cuestiona constantemente.

Si existe o no una identidad asociada a la cultura,  será que la memoria de algunos chilenos cayo en estado de inconsciencia y se dejó llevar por el consumismo masivo y hoy despierta y observa que estamos conviviendo con nuevas culturas, que ya no tenemos que salir a la globalidad, que  llego hace rato y está  con nosotros, que forma parte del país y si a esto sumamos la vertiginosidad de la vida misma que se pasa de pantalla a pantalla “en donde navegamos de lo real, a lo virtual y a nuestra mente”, donde muchas veces no sabes si fue un pensamiento o una vivencia, es este el mundo real, que nos pilla y sorprende.

Estamos construyendo y educando nuevas generaciones donde los colegios, ya no son solo niños chilenos, sino que también hay peruanos, colombianos, argentinos, haitianos, ecuatorianos, por mencionar los del continente, será que recién como sociedad estamos tomando consciencia que si hay que valorar nuestra identidad, el ver como ellos quieren a sus pueblos, como tratan de preservar sus costumbres en nuestro medio, ha llevado a muchos a preguntarse qué pasa con la identidad país, tenemos?, o será que solo yo me acuerdo para las fiestas patrias del  baile típico, de nuestros poetas, los muebles de mimbre, las cerámicas que a lo largo del país son una fuente de trabajo, del vino, del salmón y es cosa de enunciar, los tejidos, comida típica, todo nuestro país tiene una esencia que cautiva los sentidos, que encanta al turista y a los chilenos que lo queremos, que sabemos que está llena de bondades.

Quizás solo debemos mejorar la forma de comunicar, eso que también cuesta, decir las cosas por su nombre, de manera clara, con asertividad, o quizás para ayudar a este encuentro con nuestro yo y la identidad debiéramos decir hazte cargo de tu identidad, asúmete, toma una postura contigo, quiérete y luego podrás  ver que estas inserto en una comunidad, y que debes ser parte de ella. Será que debemos despertar la curiosidad en las personas para que lean más de nuestras raíces, mostrar documentales y junto a ello mejorar la comunicación para fortalecer con sentido la identidad chilena.

Despertemos el mundo, está vivo, late. Hay que proyectar nuevos escenarios, estamos viviendo cambios de paradigmas en todos los ámbitos como país, debemos abrir nuestra mente, debemos limpiar nuestro disco duro para acceder al conocimiento fresco que la sociedad está impulsando, desde la ciencia, la economía, la investigación, las artes, el audiovisual, el diseño, el cine, la danza, el teatro, la forma de educar, desde todos los campos del conocimiento hay que mapear nuestro futuro considerando elementos de  identidad de la comunidad donde se está, así se forma consciencia de ella y respeto por la libertad de las personas.

El mundo actual ofrece todas las dimensiones para crear y ser parte activa de desarrollo, demos valor a nuestra cultura, a nuestra costumbres a tener ese sello característico de la amabilidad del chileno, el enseñar a los niños buenos modales,  es hacer cultura, compartir el domingo en familia en su nuevo “concepto de familia”, ya forma parte de nuestra cultura.

…la identidad de nuestro país la vemos reflejada en cientos de palabras…